Bienvenidos al Infierno

jueves, 14 de febrero de 2008

Carta de un amigo por nuestro DIEZ cumpleaños allá en el 2003

Seguimos en el recuerdo, dando a conocer los movimientos y pensamientos de toda nuestra gente. Corría el año 2003, cuándo eramos 24 en la calle, casi nada y uno de los nuestros.... gran amigo personalmente, gran Radical y fundador de los ideales de esta banda, BARBETXO, escribió tal articulillo para una posible futura revista que se quedó en el intento. Sé que es largo pero merece la pena:

Tan poco amigos como somos de vanaglorias y disconformes siempre con el gran boato y la autocomplacencia que tanto gusta a nuestro "semanasanteo" dogmaticooficial, sí creemos que esta ocasión lo requiere; se convierte en necesario dejar por escrito unos pensamientos ante el décimo aniversario de los Radicales del Bombo.

Correspondería pues realizar una exégesis apologética con la oportuna dosis de historiografia, (a veces la historia que se hace aquí en Jódar es más parecida a la historieta que a otra cosa...), tendríamos que hablar de nuestros orígenes, de los miembros fundadores, de cuanto costó, cuando y como nació todo este asunto... tendríamos que remontamos a 1994, hablar de quienes fueron los ideólogos, quien el presidente, quien el párroco, quien el obispo y quien el sunsuncorda cuando esto de los radicales vio la luz. Pero como la costumbre de los radicales es la contracorriente, por lo que parece, optaremos por otra estrategia.

Diez años no son nada cuando se viven entre amigos, como consideramos a todos y cada uno de los que han "militado" en esta banda penitencial, como nos hemos sentido unos con otros y como nos seguimos considerando. Siempre hemos dicho que hay que tener valor para tocar aunque solo sea un año en esta historia.

Diez años no son nada cuando se disfruta de los ensayos, cuando se convive en cuadros o en el pilar de la dehesa, cuando viajamos a Almería; diez años no son nada cuando nos quedamos de charla hasta la madrugada, pensando en qué toques mejorar, en qué asuntos pendientes hemos de atender. Diez años no son nada cuando tomas un vaso de vino con un amigo para organizar las cosas del año que viene.

Diez años no son nada cuando desde el afecto, sin preguntar a nadie sus motivos, con respeto escrupuloso y sana camaradería, afrontamos cada uno de esos años.

Diez años no son nada cuando tienes la satisfacción del trabajo bien hecho, de la responsabilidad, de nunca generar un problema que no se resolviese dentro del propio grupo.

Diez años no son nada cuando nuestro comportamiento público siempre ha sido
respetuoso, hasta el extremo diría yo, con las normas impuestas para estas manifestaciones, para lo que representan y significan aun cuando nos consta que alguno de nosotros no creemos en ellas. Respeto. Con respeto diez años no son nada.

Diez años no son nada cuando se cuenta con el apoyo silencioso de una minoría, dentro y fuera de nuestra Cofradía, que entiende que ciertas cosas quedan fuera del espectáculo puro y duro, que tampoco la semana santa de Jódar va a tener pensamiento único, que no todo va a ser bailar y bailar.

Diez años no son nada cuando las cosas se hacen con honestidad. Cuando se paga -y en ocasiones no poco- por tocar en esta banda.

Diez años no son nada cuando la gente en la calle, la gente de buen corazón te ha quitado un sufrimiento, por pequeño que fuera, apartando una colilla, un cristal un clavo o simplemente callarse y respetuosamente mostrar su agrado o desagrado.

Pero diez años pueden parecerse a una condena cuando notas entre las costillas la fría puñalada del traidor devoto, que entiende que su razón es la única, y que la suya es la única manera de hacer las cosas. Traición devota dentro y fuera de nuestras filas de hermandad. La hemos sentido y sufrido a cada paso que dábamos, notamos su aliento pidiendo nuestro fin.

Diez años son eternos cuando alguien te tira una maceta desde un balcón en plena procesión, cuando te estrellan un vaso en los pies, cuando te insultan con crueldad, jque insultos madre mia!, en plena calle ante la pasividad general. Diez años son muy largos cuando te hacen sentir solo. (Siempre hemos pensado que el camino de Jesucristo no debió de ser muy diferente por la calle de la Amargura). Ninguno de los Radicales ha correspondido jamás con su hábito ninguna de estas actitudes. Pero a los insultadores advierto de que se abstengan de hacerlo cuando no vayan vestidos con el traje de hermandad.

Diez años pueden parecer diez años y un día o puede parecerte el tiempo que va de las 3 a las 10 de la mañana, el tiempo en que se sufre hasta el extremo.

Diez años son mucho tiempo cuando sientes el desprecio, la desatención o el abandono. Cuando completar esa lista de 12 era una agonía. Demasiado tiempo a veces cuando unos gastos parecen normales, de cientos de miles de pesetas, y los nuestros, pequeños y modestos siempre parecen cuestionados.

Diez años parecen no acabar nunca cuando llevas a tu lado al tipo sonriente vestido con su habito y su buen cigarrito encendido...y que se permite criticar actitudes de hermanos mas respetuosos con el sentido del acto que están realizando, o al desgraciado santurrón que te descalifica, te insulta te llama yo que sé que tonterías, cuando lo mejor que podría hacer es callarse y no juzgar porque...

Diez años son muchos cuando piensas que todos los "escandaleras", los que nos han hecho sonrojar de vergüenza a los hermanos de bien de esta hermandad con los acontecimientos del pasado año, que esos tipos puede que llevasen aquí menos de diez años.

De todas formas, cada año que pasa nos reservamos los placeres -pocos- que nos depara este asunto para nuestro disfrute, y subrayaremos mas los sinsabores, para disfrute general. Modesta satisfacción. No tenemos ganas de hacer marketing de nuestra imagen, de vender a quien no quiere saber de nosotros que no somos tan malos, que tal y cual...

Bienvenidos los nuevos, un placer como siempre tocar con vosotros. Un servidor
hasta aquí ha llegado. Es mi último año. Pero tengo fe en que el proyecto que se inició hace ahora diez ya nunca morirá.

Bienvenida también la nueva dirección de la Cofradía. Espero y deseo que de una vez por todas se superen los problemas, y todos rememos en la misma dirección para conseguir la cofradía que todos queremos. Los Radicales quieren ser parte de ese proyecto y solo piden respeto para continuar. Mucha suerte en la nueva etapa y pedíos a todos los hermanos lo mejor de todos para hacer grande a nuestra casa.

Como se puede comprobar diez años no son gran cosa. ¿no?

3 comentarios:

  1. Impresionante, sobran los comentarios ha quedado todo dicho. GENIAL

    ResponderEliminar
  2. Qué vigente sigue todo!! Me parece que nunca había leído esta opinion.

    ResponderEliminar
  3. SI hermanos si fe fe mucha fe gracias .EL TALEGAS

    ResponderEliminar


Los Radicales del Bombo -the radical bombers- no se hacen responsables de los comentarios realizados por los usuarios en nuestro blog. Cualquier comentario despectivo o descalificante será eliminado automáticamente y puesto en manos de nuestros abogados para posible denuncia.
Así que piénsatelo dos veces antes de escribir algo.

Acojona ¿eh?


Dominio patrocinado por OrOliveSur

http://www.orolivesur.com || http://en.orolivesur.com || http://fr.orolivesur.com || http://de.orolivesur.com || http://www.castillodejodar.com