Bienvenidos al Infierno

sábado, 23 de febrero de 2008

The Radical Tales (I)

Vamos a iniciar aquí una serie de relatos breves bajo el título general de The Radical Tales recogiendo alguno de los momentos mas elegantes en la historia de la radicalidad.

Hoy empezamos con el primero de la serie titulado:

UNA DE PASTORES

Era la primera ocasión en que había expedición a Almería para que algunos radicales pudieran ver de cerca todas las historias con las que yo les calentaba la cabeza sobre el tema de los esclavos y patatín y patatán.

En aquel día lejano. no existia eso de la A92, hacíamos ruta entre cigarrillos y jolgorio variopinto el Excmo Sr. Agüelo, y los señores Guayo y Gumi junto al autor de estas letras.

Justo antes de Guadix se ubica el celebérrimo club de alterne-restaurant-corral de ovejas "el descanso del buen pastor". Invito al lector a comprobar que aún sigue en pie (debe de ser ciertamente rentable).

Dado lo infrecuente de nuestros contactos carnales con el otro sexo en aquella época, hubo pitorreo variado sobre la conveniencia o no de hacer algun alto técnico a la vuelta para comprobar si, con lo exiguo de nuestro capital, podíamos optar a hembra humana o mas bien nos veríamos abocados al solaz tradicional pastoril con alguna simpática ovejilla.

Tras disfrutar de los soberbios toques de los camaradas esclavos, nuestra atención no volvió por los derroteros peligrosos sobre las incursiones al descanso pastoril. Y tanto es así que no pensamos que tuviera ningun efecto secundario sobre ninguno de nosotros.

Pero, para sorpresa de todos, había causado gran impacto en el compañero Guayo que se personó en los ensayos, una tarde frente a las oficinas del INEM, ataviado con un chaleco de pana muy pastoril, de un fashion verde botella. Para colmo, en su intento de participar con su lata en el simpático toque que se ensayaba con dudoso exito, se percató de que no disponía de bandolera reglamentaria y frustrado por sus ganas, se proveyó de un pedazo de cuerda, del tipo ramal con la que imporvisó un sistema suspensor para bombo aún por patentar.

Al verlo con su chaleco de pana, su guita para colgarse el bombo... no pude evitar verlo como el macario del moreno haciendo de imagen publicitaria del 'descanso del buen pastor' gritando 'quiá cordeeeeeera' y empezé a pensar en pagarle un medico que le quitara esas tontunas.

Lástima que no estuvera maese Lovo para haber inmortalizado al 'beckham ovejero'.


próxima entrega... LA GOTILLA DEL TALEGAS

4 comentarios:

  1. Ni que decir tiene, que el 'descanso del buen pastor' sigue en pie. Magníficas historias aquellas.... esperemos poder repetir experiencias en este año. Lástima que no se puedan contar todas las historias.... relájate colega, jajajajajajajajajajajajajajajajaja...

    ResponderEliminar
  2. Jejeje... te acuerdas del relajate ehhhh?? jajajajajajaja que descojone... pos eso colega tu relájate será mamónn!!!

    Casi te tronchas de la risa... jajajaja

    ResponderEliminar


Los Radicales del Bombo -the radical bombers- no se hacen responsables de los comentarios realizados por los usuarios en nuestro blog. Cualquier comentario despectivo o descalificante será eliminado automáticamente y puesto en manos de nuestros abogados para posible denuncia.
Así que piénsatelo dos veces antes de escribir algo.

Acojona ¿eh?


Dominio patrocinado por OrOliveSur

http://www.orolivesur.com || http://en.orolivesur.com || http://fr.orolivesur.com || http://de.orolivesur.com || http://www.castillodejodar.com